La Policía le cierra las puertas a los tatuados y se niega a modificar su reglamento

La Policía Nacional pidió rechazar un proyecto de ley que permitirá el ingreso a sus filas de personal que tenga tatuajes.

La ley orgánica de la Policía prohíbe el ingreso de personas con tatuajes u orificios lobulares. Por esa razón, el 18 de agosto pasado se presentó en la Asamblea Nacional (AN) un proyecto de ley para modificar la norma y eliminar esa prohibición, salvo en aquellos casos en que el tatuaje “exprese valores contrarios a los principios éticos de la institución o relacionados a grupos del crimen organizado”.

Pero la Policía Nacional le pidió a la AN que no apruebe ese proyecto de ley, identificado con el número 866.

“Somos garantes de la Constitución y la ley. Estamos para hacerla cumplir. Pero la posición institucional es no permitir la tenencia de tatuajes. Seguimos y recomendamos que se apruebe nuestra propuesta” de rechazo, expresó el comisionado Rolando Aponte, que este lunes 3 de octubre acudió a una reunión de la Comisión de Gobierno, Justicia y Asuntos Constitucionales de la AN, para analizar la propuesta de modificación.

El proyecto 866 fue presentado por el diputado Víctor Castillo, con el único fin de modificar la lista de requisitos para el ingreso del personal en la Policía, que actualmente es la siguiente: ser de nacionalidad panameña, tener entre 18 a 27 años de edad, encontrarse en condiciones físicas “compatibles con el desempeño de las funciones correspondientes”, no haber sido condenado por delito doloso o contra la administración pública y haber concluido los estudios primarios.

Otros requisitos de ingreso -según el sitio oficial unete.policia.gob.pa- son tener una altura mínima de 1.60 metros, “no presentar ninguna deficiencia y/o impedimento oral o de léxico”, no padecer ninguna desviación en la columna, “tener las extremidades completas” y -como ya se dijo- no tener tatuajes u orificios lobulares.

Noticia recomendada 👉👇👇 👇 https://www.panamaamerica.com.pa/judicial/posible-destitucion-por-disparos-carro-patrulla-en-veracruz-1125053

En su exposición de motivos, el diputado Castillo dice que no pretende abrir la puerta para que miembros de pandillas ingresen a la Policía. “Sin embargo, creemos que tener un tatuaje no necesariamente constituye un impedimento para formar parte de esta, salvo en los casos que los mismos guarden relación con el crimen organizado”.

Poco después, el ministro de Seguridad Pública, Juan Pino, dijo que cualquier persona tatuada puede ser agente policial, pero se les pide que “antes se quiten su tatuaje”.

La Asamblea todavía no ha decidido qué hacer. De momento, el proyecto 866 se encuentra en la referida subcomisión que, además de Castillo, integran los diputados Corina Cano y Fernando Arce.

Publicado por Panama Times PTY

Periodistas y comunicadores.

A %d blogueros les gusta esto: